AUTÓNOMO O EMPRESA, CUÁNDO DAR EL SALTO

Es el eterno debate del autónomo. ¿Cuándo es el momento idóneo? No te dejes llevar por lo que te recomienden conocidos que dieron el salto y ahora dicen ver más ventajas, especialmente aquellas que afectan al bolsillo (deducciones). Porque la cuenta no es tan sencilla y no sólo hay que tener en cuenta lo que factures.

Empecemos por el que más interesa. ¿Cuánto debes facturar para que te compense pasar de autónomos a Sociedad Limitada? Los expertos de la Asociación de Trabajadores de Autónomos (ATA) recomiendan plantearse el salto cuando el rendimiento neto se sitúe en torno a 45.000 euros anuales. Ojo no te equivoques y pienses que en el momento de ser empresa sólo pagarás el 25% del Impuesto de Sociedades. Tú pasarás a tener una nómina y, como tal, seguirás cotizando por el tramo del IRPF que te corresponda, tal y como ya lo haces como autónomo. Así que, echa bien la cuenta, porque a partir de entonces harás frente a dos impuestos. Es verdad que a la hora de deducirte gastos, como empresa puedes incluir más y que Hacienda parece que tiene una especial predilección por los autónomos… No en vano, del total de empresas que conforman el tejido empresarial español (2.854.473 a fecha de noviembre de 2017), más de la mitad son de autónomos sin asalariados, según los datos del Ministerio de Economía.

Pero hay otros aspectos que van más allá del meramente económico y que son importantes de tener en cuenta. De un lado, hay empresas que no quieren proveedores autónomos, se fían más de la solvencia de una estructura empresarial. Desgraciadamente es así, aunque si el panorama del autoempleo sigue creciendo, como todo apunta, alguien tendrá que cambiar. Y no serán los autónomos.

Pedir que cambien los bancos ya es más difícil. Estos tampoco confían demasiado en la estabilidad económica del autónomo, para los que el grifo del crédito cae con cuenta gotas.

Os dejo el enlace del post completo publicado en el Blog El Exportómetro de Solunion.

Anuncios

¿CÓMO DETECTAR SI UN CLIENTE ES MOROSO?

Una de las principales causas del cierre de negocios son los impagos, algo que con la crisis se incrementó de forma severa. Según un informe de la aseguradora de crédito Solunion, el 98% de las empresas tiene retrasos en el cobro de sus facturas. Así que, a la hora de elegir un cliente, más vale prevenir que curar. Os dejo una enumeración de acciones que se deben de realizar antes de empezar a trabajar con terceros.

1.- Buscar datos de la empresa por internet

2.- Preguntar por los plazos de pago

3.- Solicitar información sobre morosidad en ficheros de morosos

4.- Buscar el balance en el Registro Mercantil

5.- Encargar informes de riesgo

6.- Contratar un seguro de crédito

Si queréis ampliar más información, os dejo el enlace del post completo publicado en el Blog El Exportómetro

¿POR QUÉ EL AHORRO PARA LA JUBILACIÓN TIENE QUE SER UNA PRIORIDAD?

Os planteo cinco razones:

1.- La pensión pública será cada vez menor por una cuestión demográfica: hay más jubilados y menos trabajadores, que son los que financian las pensiones. De ahí la insostenibilidad del sistema de pensiones de España

2.- El porcentaje a repartir será menor. En España, además, el modelo es ineficiente. Actualmente, la pensión pública cubre el 80% del último salario, pero dada la circunstancia anterior y comparándonos con países vecinos, la cifra irá a la baja. Para hacernos una idea, la media de los países que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), se sitúa en el 50%.

3.- ¿Cómo quieres que sea tu jubilación? Uno de los mayores gastos en esta etapa es en el ocio. Así que, haz números.

4.- Invierte tus ahorros. En lugar de tenerlos en la cuenta corriente, ponlos a trabajar. La inversión a largo plazo, siempre es positiva.

5.- El plan de pensiones no tiene por qué ser el producto financiero para ahorrar para la jubilación. Según tu edad y tu perfil de riesgo encontrarás otras herramientas para canalizarlo con mayor rendimiento.

Si quieres leer el post completo, pincha aquí.

 

 

 

 

PGE 2017: A la espera de un nuevo impulso reformista

La inestable situación política española da como resultado unos Presupuestos Generales del Estado que no sientan las bases para un crecimiento sostenible, según el Círculo de Empresarios. Es necesario recuperar el impulso reformista para aumentar la productividad y la competitividad.

Estas son las medidas que propone la organización empresarial para mejorar la economía del país:

A nivel fiscal hay que apostar por un sistema más eficiente para elevar los ingresos tributarios y se sitúen en el 40% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2020, frente al 38% de 2016.

En el mercado de trabajo: modernizar la contratación, equiparar las indemnizaciones y rediseñar las políticas activas de empleo

En investigación, hay que fomentar la innovación. Para ello hay que facilitar el acceso a las ayudas, impulsar la colaboración público y privada y atraer talento

En infraestructuras hay que invertir en agua, transporte de mercancías, energía y rehabilitación de edificios

Respecto a la educación, se tiene que adaptar a las nuevas demandas laborales, como la transformación digital o la formación profesional dual

El tiempo corre y España necesita un nuevo impulso reformista para ganar en competitividad y productividad

 

¿Quieres darte de alta como autónomo y no sabes por dónde empezar?

 

Gracias por vuestro interés, espero haber resuelto todas las dudas sobre ese momento en el que uno quiere ser autónomo. Gracias al Salón MiEmpresa por la invitación para participar en su VIII edición. En cuanto pueda escribo un post de la ponencia. Mientras tanto, os dejo contenido relacionado que publiqué en El Mundo:

  1. ¿Cuál es el límite de ingresos para evitar darse de alta como autónomo?
  2. ¿Sabes qué tipo de empresa te conviene crear?
  3. La ley de Segunda Oportunidad, un fracaso
  4. Impagos: ¿Porqué los autónomos y las pymes están indefensos ante la morosidad?

 

Un entorno competitivo fiscalmente impulsa el crecimiento y el empleo

 

Motion Graphic para el Círculo de Empresarios titulado Un sistema fiscal para crecer en un entorno global, en el que sugiere una reforma tributaria que cumpla la doble finalidad de “garantizar la financiación y sostenibilidad del Estado de Bienestar e impulsar el dinamismo y competitividad de la economía española”.